Archivo para ANGEL

3 A.M. (El viejo y conocido lugar)

Posted in Cursi, Estúpido with tags , on 21/07/2010 by Angel Bloodjunkie

Podría sentarme en la oscuridad. De nuevo.
Sin nada más que el silencio acribillado por los intermitentes tecleos de unas manos frías. Nerviosas.

Que difícil es encontrar a alguien dispuesto a hablar después de las 2 de la mañana. Imposible.

Hoy descubrí que las fiestas de mis vecinos duran el mismo tiempo que a mí me cuesta aceptar que hoy no dormiré. Eso y que soy un imbécil.

Ayer leí una carta, una que no era mía ni para mí. De un tal Ricardo. A Ricardo le gustaba usar muchos puntos suspensivos y signos de admiración indiscriminadamente. Le gustaba Arjona y decía estar enamorado.

Sinceramente me sentí asqueado. No sé si fue su sintaxis, o Arjona, o el amor.
Luego recibí un mensaje, luego ví una película, ahora estoy aquí.

“Lo haces apropósito”, me dijeron, “todo apropósito”.
Que soy miserable por elección, que necesito sufrir, que no siento merecer ni un sólo segundo de satisfacción o tranquilidad.

Sí, es posible.

Cuando la gente comienza algo, de antemano sabe que va a acabar, pero lo hace. Esperando que en ese lapso de tiempo pase algo que lo haga valer la pena. Encontrar un significado en el camino. Como lo que hizo ese tal “Dios” al crear la vida.

Pero más probablemente no entiendo nada y estoy muy lejos de hacerlo. Puede que aún me falte tener una congestión alcoholica, un par de navajasos, perder las piernas. Tal vez necesite morir. Entonces entenderé.

Mientras tanto ya me cansé de no dormir, de no comer y de no pensar.

Aveces duermo y la veo. Despierto y sonrio.

—————-
Now playing: Nine Inch Nails – Something I Can Never Have
via FoxyTunes

Si tan sólo supiera

Posted in Cursi, This is not funny with tags , , on 29/03/2010 by Angel Bloodjunkie

La rayita parpadeante me dice que es hora de escribir. Si tan sólo supiera…

Pasar las noches de exceso en exceso ayuda más de lo que esperaría en eso de distraerme. A veces la miro, a veces me mira, después se va.

Ojala fuera mi compañera de borrachera; el otro día sentado en el piso con mi cabeza aún en las sillitas giratorias platicaba con una amiga y me puse a pensar que eso no sería tan diferente a el “amor”. Digo, dos personas compartiendo un estado de embrutecimiento mutuo por el exceso de una sustancia en su cuerpo, felicidad que se siente casi “artificial”, risas, nada de preocupaciones.

Durante mucho tiempo me causó gran confusión esa famosa frase que decía más o menos así: “Ten cuidado con lo que deseas, por que se te puede cumplir”. Yo pensaba que ¿por qué alguien no querría que se cumpliera su deseo? Si es algo que quieres lo suficiente como para convertirlo en tal, en un ideal, en un pensamiento casi utópico, ¿qué de malo habría con que se cumpliera?

No sabía, no hasta hace poco, hasta que se fue sin haber llegado, y en ese arribo inexistente haber puesto una bandera con su nombre, atravesando mi corazón como una brocheta.

Como ser humano, a mi parecer el ideal predominante es encontrarla, a esa persona, la única e irrepetible, irremplazable, inolvidable y demás “i’s”. Nos ganamos uno que otro madrazo, por poner nuestros estándares a niveles simplemente absurdos, nos decepcionamos, nos desilusionamos y terminamos por “conformarnos” con algo que, a nuestro juicio, está más a nuestro alcance.
Y eso es lo que pasa, por lo regular.
Pero, ¿y si no?
¿Y si LA persona de hecho llega?
¿Si la conoces y terminas relacionándote con ella?

Para empezar, lo único que puedes articular en tu mente es: “Carajo, si existe”.
Existe y la tienes enfrente, esa creatura casi mítica que hacía opacar a la misma Venus.
Las cualidades ancestralmente enlistadas en tu mente son tachadas, una por una, y a estas se agregan otras que ni hubieras imaginado. Y te aterras, al mismo tiempo que te maravillas y comienzas a fantasear.
Es ella, simplemente, la persona de la que empezaste a enamorarte desde que tenías imaginación, desde que escuchaste tu primera canción apasionada, desde que observaste por primera vez la luna e intentaste abrazarla con la mirada.

Pero a pesar de eso, tus pies no han dejado de tocar el suelo, no del todo, y es cuestión de tiempo para que tu mente se inunde con pensamientos trágicos. Se irá, a final de cuentas, de un momento a otro. O tal vez sea yo el que lo haga, es imposible intentar predecirlo. El punto es que el tiempo la alejará, y en mi micro-conocimiento no existe una distancia más grande e intangible que el tiempo. Puedes correr 13 kilómetros, quizás, pero no puedes correr, nadar o volar un segundo atrás para hacer o decir algo.

Después lo obvio, pasará, como todo, llegaran más, se irán, con la perfección de un ciclo de fotosíntesis. Y no me importa, en lo más mínimo, porque sé, en la forma en la que sabes que hoy será un buen o mal día, o que lloverá en la tarde a pesar de la soleada mañana, que es ella.

Pero ya ha empezado a irse y el tonto soy yo por desear lo contrario. Aunque esa es una de mis definiciones favoritas del amor; querer hacer eterno lo pasajero.

Si tan sólo supiera que la amo, y, sobre todo, la forma en que lo hago. Tal vez se quedaría. Si tan sólo supiera…

So sad

Posted in Cursi, Música, This is not funny with tags , , , , on 07/03/2010 by Angel Bloodjunkie

Y de pronto me veo forzado a escribir, huir a mis letras, al único lugar que parce seguro a momentos. Y este texto lo dedicaré a un sentimiento en particular.

Desde los albores de la primaria siempre fui muy callado, reservado, introvertido, aún más allá de lo que el arbitrario juicio de un adulto podría llamar “un niño bien portado”.
Y recuerdo haber tenido momentos muy tristes y sin ninguna razón aparente. Pero lejos de perjudicarme, me atrevería a decir que llegué a disfrutarlo; para mí era estar un paso más abajo de la tranquilidad, el momento más oscuro en el que puedes mirar hacia adentro de tí y descubrir lo que está pasando, una relación más entrañable y profunda con tu propio ser, una mirada a tu propio abismo.

Y como esa he experimentado (como todos, supongo) todo tipo de tristeza, desde la más simple y superficial como la de ver tu globo alejarse con el viento, pasando por la tenue tristeza de la nostalgia, hasta la clicheresca y punzante que te deja el “mal de amores” (como llamaría mi abuelita).

Más allá de lamentarme, hacerme el mártir y revolcarme en mis lágrimas, creo que existe un propósito en pasar por tal experiencia, y cuando encuentro el momento perfecto para sentirla no dudo en tomarme mi tiempo, sentarme en mi cama y pensar en todo lo que tenga que pensar, dejarme golpear una y otra vez y de lleno en la cara con cada experiencia, recuerdo e imagen que haya recopilado a lo largo de ese tiempo de espera. Escuchar los lamentos de alguien que pasó por lo mismo, lo sintió y lo convirtió en música.
Hay momentos para todo, según pienso, y así como hay momentos para reír, para ser indiferente y para soportar, hay momentos para sacarlo, sacarlo todo desde abajo, tomarlo entre tus manos y mirarlo fijamente.

No sanaríamos si no estuviéramos pre-dispuestos a lastimarnos.

¿Qué valor tiene un alma sin sufrimiento?

Un par de ojos brillan más cuando están hundidos en lágrimas.

Entonces, ¿por qué avergonzarse? ¿por qué ocultar la tristeza? ¿Por que no sólo sentirla, aceptarla como propia y llorar, llorar hasta quedar seco?

Porque cuando uno llora es por que las emociones no le caben en el cuerpo.

“I hurt myself today
To see if I still feel
I focus on the pain
The only thing that’s real


(Les diría que escucharan la canción mientras leen, pero el video vale mucho la pena).

Happy B-day!

Posted in Cursi, Opinión with tags , on 03/02/2010 by Angel Bloodjunkie

Es más fácil hacer la retrospectiva y notar los cambios cuando tomas de referencia una fecha no muy cercana a diciembre (y por ende la navidad). Ya que por lo regular las cosas tienden a ser muy similares y casi genéricas.
<sucker mood>Hace un año ya que empecé  esta bonita aventura de lo que viene siendo el blog </sucker mood>(y si por lo regular hubiera escrito así, les daría permiso de hacerse pipí en mí).

Recuerdo ese primer mes, en el que intentaba postear casi diario y me pasaba el día pensando en el rant de mi siguiente entrada. Ese primer mes hice 21 agradables pendejos calientes post. Ahora hago como 2 o 3 por mes, pero en lo que va del año les entregué un promedio de ¡6.25 post al mes! Un promedio bastante nutrido si me preguntan (y aunque no lo hagan, es algo que señalaré).
Pero al carajo con los números, ¿qué ha sido esta experiencia para mí? ¿cómo ha nutrido mi ser? ¿como es la vida del blogger detrás del teclado? Son preguntas que seguramente pasan en este momento por la cabeza de un transexual italo-belga que usa una lechuga por peluca. En otras palabras… Nobody gives a fuck!

Pero honestamente me la paso bien, escribir es algo que me gusta (independientemente de lo mal que lo haga). Tecleas y tecleas, y el blog no se harta, no importa lo idiota que seas, lo equivocado que estés o las veces que menciones a esa abominación llamada Carmen Salinas.

Y ahora, con respecto al cambio/adaptación/complementación de mi ideología al transcurrir del año. Bueno, sé que es importante concentrarse en algo y darlo todo. También sé el valor que tiene el poder dedicarte a tí, a tus propias ideas, seguir tu propio camino y sólo eso. Y, si algún día consigo eso, sé que estaré un paso más cerca.

Por último, lo único que queda es dar las gracias, justo como mi madre me enseño. A tí, que estás leyendo, así hayas leído antes o no, comentado o no, vuelvas a leer o no. Saber que te leen, gracias o a pesar de algo, no tiene precio.

No se mucho, pero sé lo que quiero y a quién quiero. Te das cuenta que la libertad que puedes sentir no sé trata de tener lo que quieres, si no de quererlo, quererlo con toda tu pinche alma…

Make a whis

Sí, es una basurita en mi ojo, ahora dejen un comment y lárguense de aquí punks.

What if…

Posted in This is not funny with tags , , on 12/01/2010 by Angel Bloodjunkie

No entrego mi trabajo
Me hago street fighter
Me corto el pelo
Formo una nueva religión
No me lo corto
Compro un pez
Reviento una cabeza contra el concreto
Como un chocolate
Pienso en ella
Quemo mis discos
Lanzo mi tele por la ventana
Gasto todo mi dinero en dulces que no comeré
Escribo una canción
Digo su nombre en voz alta
Robo una lápida
Mato al presidente
Corro tras el camión de helados
Me amarro las agujetas
Me tatuo mi cara en la espalda
La veo a los ojos
Me uno al circo
Me quedo sentado
Leo un libro que sé que es malo
Adopto un gato
Tomo su mano
Me voy a vivir a las montañas
Me concentro
Aprendo a bailar lambada
Me acuesto en el pasto
Le digo lo que siento
Olvido todo lo que soy
Escucho otra canción
Veo una película mexicana
Divago más de lo normal
Le digo la forma en que lo siento
Despierto
Dejo de escribir…

Au revoir 2009

Posted in Cursi, Música, Opinión, Video Games with tags , , on 31/12/2009 by Angel Bloodjunkie

—————-
Now playing: Angra – Rebirth
via FoxyTunes Aquí estoy, a minutos de empezar el 2010. No podía hacerlo sin despedir con el último post del año, en este mi viejo y confiable blog, que ya va para un año.

Tengo un montón de cosas en la cabeza, la mayoría me revoloteaba en el craneo cuando estaba en la regadera.
También me imaginaba que un 75% de los blogs tienen un post cuasi-identico ya publicado. Ahora deben estar cenando, brindando y conviviendo con la familia.

Hoy no hay nadie en mi casa, no, ni un gato que ataque las agujetas de mis tenis. Todos salieron y yo decidí quedarme. Estoy bastante contento con que respetaran eso.
Ahora recibo el año de una forma poco usual, pero que me encanta; escribiendo. Aún no lo sé, pero definitivamente es una de las cosas a las que me gustaría dedicarme.

Volviendo al tema: Año nuevo.
¿Qué me dejó el 2009? ¿Qué espero para el 2010?

Definitivamente fueron 365 días de provecho, así haya dormido uno o 2 de esos días sin parár.
Conocí nuevas personas, descubrí cosas nuevas de los ya conocidos, me conocí más a mí mismo… conocer, conocer, conocer. Parece ser que de eso se trata.

También soy un poco menos malo con la guitarra(¿mencioné que ya aprendí Floods?). También maté a mi celular de 4 años de edad, pero no murió del todo(podría decirce que regresó de la muerte, pero sin su completo funcionamiento), lo cuál lo hace un celular zombie que probablemente se alimente de las memorias de otros celulares y camine en la linea de la vida y la muerte por la eternidad… Pueden regalarme otro si gustan.

Y… no estoy muy seguro de qué esperar éste nuevo año. Creo que me produce un poco de emoción, aunque en el fondo sepa (en teoría) lo que pasará. Por ejemplo, seguiré enamorándome de cada mujer que veo. Aveces se pasa, aveces no. Se torna molesto en determinado punto.

En éste punto pienso… ¿Qué tiene de especial en realidad el año nuevo? Son sólo minutos lo que nos separan de él. Cuando el reloj marque las 12:00 nada cambiará, ni su forma, ni su rumbo, ni su naturaleza. ¿Realmente algo sucede en ese umbral entre 11:59 y 12:00?
Simplemente el minutero estará un poco más a la derecha, seremos un poco más viejos, estaremos un poco más tomados, sí, pero para nosotros en una completa vuelta de hoja, una oportunidad de hacerlo todo de nuevo y cambiar; la situación, a las personas, a tiempo y a nosotros mismos.

The beginning of the end… again.

Y las fotos de lo que hice en mis emocionantes vacaciones.

1 minuto para las doce. Y aquí vamos de nuevo…

My Dead End

Posted in This is not funny with tags , , on 01/12/2009 by Angel Bloodjunkie

Cuanto has crecido, aún más has cambiado.
Tan diferente eres ya de esa pequeña niña perfecta de la que una vez me enamoré.

No te reconozco. No así.
Fría, dura, real…

Tu delicada belleza en busca de venganza. Destrucción.
Tu frágil vida en una violenta parábola hacia en fin.
Un meteorito arrastrando todo a su paso.
El hoyo negro de tu alma absorbiendo cada sentimiento, sensación y detalle.

Mi débil humanidad no puede más que ser arrastrada hasta el caos.
Mi corazón deja correr el rojo de su vida, al ser tocado con cada navaja de tu esencia.
Gotas de lluvia golpean mi cara, haciendo inevitable el brote de las lágrimas.
Recién me dí cuenta de lo que eres:

La cosa más real, viva y decadente.
Aquella que me lanzará a los abismos más profundos.
La que tomará mi mano atravez del valle de los muertos.
Lo que veo cuando el abismo de tus ojos me regresa la mirada.

Mi final.

El que quiero.