My Dead End

Cuanto has crecido, aún más has cambiado.
Tan diferente eres ya de esa pequeña niña perfecta de la que una vez me enamoré.

No te reconozco. No así.
Fría, dura, real…

Tu delicada belleza en busca de venganza. Destrucción.
Tu frágil vida en una violenta parábola hacia en fin.
Un meteorito arrastrando todo a su paso.
El hoyo negro de tu alma absorbiendo cada sentimiento, sensación y detalle.

Mi débil humanidad no puede más que ser arrastrada hasta el caos.
Mi corazón deja correr el rojo de su vida, al ser tocado con cada navaja de tu esencia.
Gotas de lluvia golpean mi cara, haciendo inevitable el brote de las lágrimas.
Recién me dí cuenta de lo que eres:

La cosa más real, viva y decadente.
Aquella que me lanzará a los abismos más profundos.
La que tomará mi mano atravez del valle de los muertos.
Lo que veo cuando el abismo de tus ojos me regresa la mirada.

Mi final.

El que quiero.

Anuncios

3 comentarios to “My Dead End”

  1. Exelente poesia, me recuerda mucho a baudelaire y a su sequito de poetas malditos, me gustaria saber y llegar como Bukowsky al valle de los muertos de los desgraciados uy tal parece que con tantos recuerdos estoy al borde del abismo
    Saludos.

  2. Se hace lo que se puede. XD

  3. chavoo Says:

    oficialmente ese será el discurso el día de mi boda, no tenía idea de que pudieras expresar tus sentimientos de esa forma, absolutamente hermoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: