Archivo para Tiempo

Tiempo muerto

Posted in This is not funny with tags on 10/08/2012 by Angel Bloodjunkie

Así llamo a todos esos paquetes de tiempo o momentos que están “perdidos” en la linea de tiempo regular. Como dientes flojos en una mandíbula. Como dedos extra en un pie.

Los momentos en que quedas varado como una ballena en la playa sin oportunidad de moverte. Prisionero.
Mientras esperas a alguien que se le hizo tarde. Cuando el elevador se queda atascado entre el onceavo y doceavo piso. Mientras bebes en el asiento de atrás de un auto y esperas a que se haga “más tarde”.
Y no traes un libro. Y no traes un cuaderno. Y no traes un reloj.

Es la angustia, la incertidumbre, el horror de flotar a la deriva.

Y esperas y sientes envejecer, parte por parte, toda tu materia.
Y esperas, quieto y callado, mientras el mundo a tu alrededor va más y más rápido.
Y eres la chica linda que espera al chico aún más lindo. Y eres el chico, nervioso y acicalado, que espera por la chica.
Un solitario paquete sin remitente, pero el tiempo sólo se arrastra en una dirección.

Aún sin saber quién irá a recogerte.
Aún sin saber si alguien lo hará.

Anuncios

“El café es la sangre que empuja los sueños de un campeón”

Posted in This is not funny, Uncategorized with tags , on 31/07/2012 by Angel Bloodjunkie

El sueño es el espacio necesario para separar los acontecimientos entre un día y otro.

Te da la oportunidad de mantener el orden secuencial de tu vida, cordura y significado.
También te ayuda a desechar ideas sin importancia, sin sentido o demasiado molestas para pensarse.

Básicamente te hace olvidar, poco a poco, el sabor, sonido, color y olor del pasado.
Pero cuando esos recreos a la vida disminuyen, las paredes se acercan y el techo baja un metro o dos.
El vaso de agua de hoy sabe al plato de sopa de ayer, y las canciones se escuchan sobrepuestas, disonantes y arrítmicas, como una radio a medio sintonizar.

Y la confusión gobierna, o más bien reina, o más bien dicta, porque los capítulos de tu vida se han amalgamado en una película masuda y atemporal que te sientas a mirar mientras el tic-tac del reloj patea tu asiento por detrás.

Y ante la imposibilidad, dejamos de perseguir nuestros sueños para huir de las realidades certeras y el miedo a saber y no entender.

El sueño es el espacio necesario que no tenemos.