Archivos para agosto, 2014

Y despertó

Posted in Cuento with tags , , , , on 18/08/2014 by Angel Bloodjunkie

 

 Con energías apenas suficientes para preparar el café más grande que pudo, superando sus bajas expectativas sobre trascender a la hora del desayuno (o quizá un poco más tarde).
La taza olía a plástico quemado y el sabor era algo poco menos decepcionante, por su mente reptaba el último contacto tibio que tuvo en los labios.
Se aventuró, y con una leve arritmia en su palpitar, agregó un par de cucharadas más de azúcar. Tal vez así las palabras serían menos amargas. Un minuto más en el microondas. Tal vez así el frío abandono no le haría doler la cabeza.

En el trayecto tremuloso de la mesa a la boca tocaron a su puerta, él rodó en esa dirección con le ímpetu de un neumático desinflado. Escuchó las palabras del vendedor, y casi se emocionó esperando el momento de decir “no” y volver a su bullente taza de mañana sin sol.

Cerró la puerta, caminó y se sentó, todo como en un sólo movimiento.
La taza de humeante agua estancada había, probablemente, duplicado su tamaño.
Pudo ver entonces su reflejo; el vapor, y sólo el vapor, humedeció sus ojos. Éstos que en el reflejo, con una cautela ciega, le invitaban a parpadear.
Para ese momento la pequeña tina era no menos que eso, y además de dolor, su cabeza parecía haber comenzado a adquirir una cualidad propia del plomo.

Cuando reparó en el asunto, sintió ya el sumergir hasta la tercera vértebra lumbar, y sus manos decepcionaron aferrándose al borde de aquél recipiente de, aparentemente, 619 galones.

A pesar de la velocidad de su hundimiento, su cabeza perdió la carrera ante el descenso del fondo oceánico, y esa era la explicación definitiva, pues nunca termino de caer. Y mientras pequeñas burbujas bailaban cosquilleando un poco sus labios en el escape al norte, pronunció una última, ahogada palabra.

“No”.

Y despertó.