Archivos para octubre, 2009

Octubre, lo que queda de él.

Posted in Cine, Música, This is not funny with tags , , , on 30/10/2009 by Angel Bloodjunkie

Creí que ya no volvería a encontrarme con mi buen blog. Los días han estado medio caóticos.
Han pasado un montón de cosas:

Al fin cambié mi peinado, para diversión de unos, disgusto de otros y satisfacción propia.

Me he tardado tanto que ya se me juntaron 2 post de ‘lo que la gente busca’. Los prometo en breve(como si alguien los esperara con muchas ansias jajaja).

Mi cumpleaños pasó sin pena ni gloría, sólo me (digamos) desilusionó que algunas personas ni se molestaran en saludarme, a pesar de que las tuve todo el día en el msn.

Como que es fácilmente replanteable eso de que “no confío ni espero nada de nadie para no tener que decepcionarme después”. O algo.

Después de darme una paseada por mis post anteriores confirmo mi teoría de que el blog es una buena bitácora, para recordar lo que pasó, estados de ánimo, puntos de vista y demás cosas bien relindas.

No he ido al cine como en un mes entero. 😦

Las Lunas de Octubre son de las mejores cosas del año.

Y ya no recuerdo exactamente de lo que iba a escribir, pasan de las 12:00 y mi aguante trasnochador ya no es el de antes. Trabajo hay.

Tal vez luego anime este post con un buen video…

Al fin me vestí como The Crow. En el fondo era algo que siempre quise hacer.
Me puse a recordar las salidas para pedir dulces de casa en casa(aunque usualmente era más conveniente hacerlo de negocio en negocio). Algunos daban dulces horribles, otros se evitaban la molestia de comprar los mismos y te daban dinero. Not bad.

Imagino que la crisis sólo representará un incomprensible recipiente medio vacío de un kindergardeano con botarga de calabaza. Triste.

¿Alguna vez sintieron enamorarse de alguien con sólo soñarlo? Siento que es más el apego a la idea de tal persona, pero igual es molesto, ni siquiera la veo.

Me perdí los maratones de películas de hoy y un par de fiestas, pero consumí una cantidad considerable de dulces.

De pronto creo entender a los que dicen que la casa vuelve a llenarse de niños. Y pensar que un día fuí uno de esos. No podía esperar a comerme lo que había en la ofrenda. También recuerdo el aroma bastante característico y el pan, por supuesto.

1:13 a.m. Ya llevamos un rato de noviembre.

El cielo nunca se despejó, y así se fué la última Luna de Octubre…